Vanessa Oliver

Mi PCCO2 fue un viaje profundo, una lucha intensa contra mi vulnerabilidad que terminó cuando me rendí por completo.  Un rendirme que me regaló la posibilidad de aceptarme, con luces y sombras, desde el amor incondicional, pudiendo honrar el camino recorrido desde una inmensa gratitud.  La posibilidad de simplemente SER se convirtió para mí en la verdadera libertad.

 

No tengo más que agradecimiento para con mi Escuela y mi coach por su acompañamiento tan lleno de amor y cuidado.